Toledo, 2 de agosto

abandonoQuerida madre,

Escribo otra vez sin esperar tu respuesta porque tengo grandes nuevas que darte. Conté a Donna Isabel açerca de los mareos del viaje que non pareçían terminar, et que tal vez debería ver al médico de la corte. Ella insistió en enviarme a una matrona que confirmó que estoy embarazada. Paresce que incluso en tiempos de guerra El Criador es generoso et nos conçede la dádiva de la nueva vida para confirmar que está de nuestro lado.

Quise facer llamar a mi esposo en quanto supe la notiçia, mas la reina me rogó que reflexionara antes de facerlo. Los ommes sufren grandes cambios de carácter al convertirse en padres, et la perspectiva de una nueva familia puede crear dudas fatales en el momento de batallar. Creo que ocultarlo por el momento sería egoísta, pero Donna Isabel me ha prometido que fablará con nuestro Sennor Alfonso para que mi esposo forme parte de su guardia personal en el exército, de modo que sólo tendría que lidiar en caso de peligro mortal para el Rey. Le revelaré su próxima paternidad quando regrese victorioso.

Se ha deçidio non esperar a los Almorávides en Toletho. El exército partirá al sur, a Cossogra, fortaleza a la que Donna Isabel tiene gran afecto por haber sido parte de su dote. Todos los signos son de buen agüero et non debemos temer al porvenir. En aquesta ocasión non podré seguir al exército, pues los rigores de otro viaxe podrían ser fatales para mi futuro fillo (¡mi fillo!).

Quando me despedía de mi esposo sufrí un momento de flaqueza et estuve a punto de revelar mi estado, pero fui sufiçientement fuerte para non facerlo. Sé que nada malo le pasará, et si non fuera ansí ¡yo mesma tomaré una espada para matar mil ommes!

Se despide tu filla,
Aurora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.