Toledo, 14 de agosto

reina2015Querida madre,

    Me complaçe tu alegría por mi última carta. Te prometo que seguiré los consexos que me enviaste, aunque son tantos que non será fácil recordar todos. También me alegro con que estés de acuerdo en no revelar a mi esposo la notiçia por el momento. Non quisiera que una duda produçida por la cautela sea malinterpretada como cobardía.

    Los mensaxeros diçen que la batalla contra los Almorávides tendrá lugar mannana en Cossogra. La expectaçión de la corte es evidente, et incluso los sirvientes están nerviosos. Los mexores ommes de la Christiandad se enfrentan a los infieles, et pronto escribirán gloriosas páginas para la estoria. Diçen que incluso Ruy Díaz ha enviado a su fillo Diego para unirse a las tropas de nuestro Sennor Alfonso.

    Mientras, lo único que podemos façer nosotras es rezar. Muy de mannana nos reunimos algunas damas con la Reina para partiçipar en una larga oración para rogar al Criador et a Sancta María que velen por nuestros ommes. Me siento feliz et llena de esperanzas. Mi miedo por la guerra se reduce hora tras hora, et me he dexado llevar por el entusiasmo general.

    El sol paresce haberse detenido en el cielo et el día non avanza. Non sé si podré soportar los nervios. Mientras tanto ensayo en mi mente las palabras que usaré para dar la noticia a mi esposo cuando regrese victorioso: “¿Alonso, sois vos? Tengo algo que contaros…”.

    Se despide tu filla,
Aurora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.