Llegan los almorávides

almoravidesconsuegra11 de agosto

  De madrugada me ha despertado un griterío que se extiende por toda la poblaçión. Al salir a la calle he visto cómo las gentes corren de un lado para otro, se empujan, discuten…

  Desde una torre de la puerta próxima al río me ha impresionado una inmensa mancha negra de más de una legua de ancha et otra de larga: son las jaimas del exército almorávide ¡Ya están aquí!

  Junto a Jehudá, su mujer et Shara, he acudido a la sinagoga et pedido a Yahvé que nos proteja. Joshua, el orfebre, se ha quejado entre sollozos de que este pueblo, elegido por Dios, ha de estar siempre envuelto en las guerras de otros, perseguido por todos et en perpétuo desasosiego. El rabí nos ha fablado de las pruebas que hemos de sofrir et de no sé que cosas más. Al regresar a la casa hemos començado a trasladar a la cueva agua et alimentos et algunos muebles et los dos libros de la familia.

Ur ben Ximeón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.