La pelea

medicosVolví a fablar con Tawfiq quien me ha confiado que el Cadí ya estaba al corriente de la marcha de Al Murabitun et espera instruçiones desde Tulaytulah, que seguramente sea su objetivo. De ser ansí, Qusubra estaría en su camino. Las noticias han corrido como un lebrel et la gente está alborotada. Los representantes religiosos de Christianos, Musulmanes et Judíos tratan de calmar al pueblo, pero los primeros roçes ya se han dado. Algunos hermanos andalusíes gritan con euforia que debemos orar a Alá para agradescerle la llegada de Al Murabitun, pero otros reçelan, pues el pueblo es el perjudicado quando los sennores guerrean. Los Christianos están enfervorecidos, et algunos nos acusan de haber traído su perdición con nuestras plegarias.

Cerca de la ecclesia de las campanas he visto al buen Muntassir recostado en el suelo, auxiliado por sus fillas. Se ha peleado con Rabah, el médico. Según me han contado, Rabah estaba proclamando que debíamos unirnos para expulsar nosotros mesmos a los Christianos et que los guerreros Al Murabitun nos vean con buenos ojos. Muntassir le reprochó que el propio Rabah fue uno de los primeros en rescebir a los Christianos, et cantar sus alabanzas. Dejé al carpintero en su casa reponiéndose de las feridas fechas por el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.