La cena

mujer_andalusi‘Aadila está preocupada. Han pasado unos días desde los primeros problemas, et el ambiente se ha calmado un poco, pero non puede ocultar su nerviosismo. Intento mostrar tranquilidad, et comportarme como de costumbre, pero non es fáçil. Respiro aliviado quando puedo estar un momento a solas para non esforçarme en ocultar mis propias cavilaciones. Me dan igual los Christianos, Al Murabitun o el Rey Alfonsso: lo que me preocupa es la seguridad de mi familia. Sólo a ellos soy leal, et sólo por ellos lucharía llegado el momento. Mientras tanto, he de ser la roca en que se apoyen, pues de mí esperan consuelo.

Durante la cena, ‘Aadila ha comentado que la familia de nuestro vecino Yuçef va a marcharse de Qusubra. Lo ha dicho sin darle importancia, como si fuera algo casual, pero sé que en el fondo sus palabras esconden una súplica. “Non sabemos si vienen hacia acá”, le he dicho, pero dudo que mis ojos hayan podido disimular la certeça. Qusubra está en una açequia que llega a Tulaytulah, et los guerreros Al Murabitun son un torrente de agua que terminará por arrastrarnos en su camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.