García Ordóñez

zocoEl Cadí ha dado la enésima fiesta para rescibir al enésimo gran invitado que llega a Qusubra. En esta ocasión se trata de Garçía Ordónnez, et paresce ser muy amado por el Rey Alfonsso. Non me atrevo a pensarlo, pero si el rey nos ha enviado a su amigo será para preparar el terreno antes de una batalla. Non he podido verlo en persona, más se comenta que es un home autoritario que sabe lo que quiere, aunque dexa a sus instintos que le guíen con demasiada frecuençia. Como digo, non le he visto, pero el açeite de mis olivas non faltará en su mesa. Los “gestos de buena voluntad” que nos pide el Cadí comiençan a ser demasiado numerosos, et non quiero pensar qué nos pedirá en el caso de que el mismísimo rey deçidiera darse una vuelta por Qusubra.

Se ven más soldados por el zoco. Todos son igual de ruidosos et alegres, et es difícil distinguirlos por su grande número. Ya ha habido problemas con alevosos que han tratado de escabullirse sin pagar. Non soy home confiado, et he pedido a mi esposa et mi filla que permanescan en casa et non salgan solas. Mis dos fillos mayores se encargarán, muy a su pesar, de recados et otros menesteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.