Crónica XXX

frenteleones Los tambores non han callado en toda la noche, lo que ha provocado un estado de ansiedad entre las tropas. Al amanecer hemos visto al exército almorávide desplegado al este, de espaldas al sol. Las órdenes atropelladas, el ir et venir de homes, armas et caballos ha creado una gran confusión, hasta que poco a poco las tropas han salido de castiello et ciudad et nos hemos situado en lo alto de una suave ladera.  Diego me ha ordenado que me sitúa a su diestra. Está convencido de que, peleando juntos,  los infieles no podrán con nosotros . El sol nos da de frente et ciega nuestros ojos, por lo que espero que el rey non sea tan imprudente de mandar atacar agora. ¡Santo Dios! El abanderado façe señas de que nos dispongamos a atacar.

Guardo cálamo, tinta et pergamino. Tras la batalla seguiré escribiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.