Crónica XV

reto

Un corro de gritos et carcajadas nos rodea. Nuestros adversarios nos miran con desprecio, dispuestos a dar un buen escarmientos a aqueste par de insolentes. El primer ataque ha ido contra Bermudo que, ante el asombro de los espectadores,  ha fecho una finta et, non sé cómo, ha colocado el cuello de su adversario entre el suelo et su espada. El otro caballero, más prudente, me ha observado con precaución et lanzado algunos golpes de tanteo, seguidos de una serie interminable que he ido parando cada vez con menos fuerza. Cuando ya me veía perdido, ha soltado espada et escudo et me ha abrazado, mientras gritaba: «¡Bravo por el muchacho! Al menos sabe defenderse»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.