Crónica IX

emboscada

“Nunca te separes de tu espada”. El consejo de Bermudo, repetido una y mil veces, ha sido providencial en aquesta ocasión. El leve crujido de una pisada me ha fecho saltar espada en mano, a tiempo de parar el golpe mortal que me llegaba. A mi espalda  he oído las imprecaciones de Bermudo et distinguido varias sombras a mi alrededor. Non sé do he lanzado los espadazos, pero los quejidos que venían de la oscuridad pronto se han tornado en presurosos pasos que se alejaban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.