Ávila 18 de julio

medieval-fairQuerida madre,
Me disculpo por la tardança de mi respuesta, mas te alegrará saber que finalmente, et con el auxilio de Donna Ana, mi esposo se plegó a mis deseos et agora me dirixo a Toletho para acompannarle durante los preparativos de la campanna contra los moros. Non viaxamos en la misma caravana, pues los caballeros, auxiliares et otros omes de armas marchan con una presteza que las gentes de pax non podemos igualar. Nuestra comitiva se mueve lentamente, demasiado a mi parescer, et los baches e piedras del camino me quebrantan con maldad. Me acompanna mi amiga Elvira, et Donna Sancha, a quien ya conociste durante mi boda. En Salamanca se nos unió el Pater Paulo, un fraile muy piadoso que nos cuenta estorias de su peregrinación a Saint Yago. Formamos parte de una caravana de mediano tamanno, con algunos omes de armas para defendernos de qualquier peligro.

     Hemos parado en Ávila para descansar et reponer víveres. Mis huesos doloridos agradeçen la expectativa una cama mullida, aunque deseo continuar mi camino hacia la ciudad de Recaredo. Un mozo de cuadra ha contado a Elvira que, pese a lo avanzado del verano, hay algunos lobos en los alrededores que han osado atacar a los villanos. Diçen que la sequía ha menguado su presas, et agora el hambre les empuja a acosar los rebannos, et incluso a atacar a los incautos que se atreven a pasar la noche al raso. Me ha causado grande espanto la estoria una pobre mujer que fue atacada cuando llevaba a su bebé camino de su hogar. Los lobos querían arrebatárselo, mas su marido et algunos mozos pudieron ahuyentarlos a tiempo.

     Ávila es un hervidero de gentes, et la actividad parece non cesar. Artesanos, caballeros, nobles et vasallos trabajan sin descanso para la empresa militar de nuestro sennor Alfonsso. Cada uno pone su parte, ya sea el sudor de su frente, la fuerza de su brazo o la piedad de sus oraçiones. Viendo pasar por la calle a los gallardos caballeros non dudo que el Criador nos brindará la victoria contra los Almorávides. Mannana continúa nuestro camino. Te escribiré en quanto lleguemos a Toletho.

     Se despide tu filla,
Aurora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.