Almofalla de Cádiz

Al Ándalus en 1097. Yaqub está acampado con sus compañeros en Cádiz.    Aún no sabemos con certeza qué camino seguiremos  et varios rumores corren entre nuestros hermanos. Hay tres que destacan sobre los demás: unos dicen que uniremos las Taifas de Al Ándalus antes de expulsar a los reyezuelos rumíes, así que nos dirigiríamos a Saraqusta en el norte para luchar contra Al-Mustaín. Otros quieren una victoria moral, et sugieren acometer la reconquista de Tulaytulah, profanada hace unos pocos años por los leoneses. El resto, et sobre todo los más jóvenes, deseamos enfrentarnos al mercenario llamado Rudriq, que se ha enseñoreado de las tierras de Balansia. Todos deseamos ver  a este perro, traidor a su rey et a sus correligionarios, dejar de pavonearse et hacerse llamar Sidi, como si fuera un gran señor.

    Mientras tanto seguimos acampados en Qadis, viendo pasar el tiempo et sin poder entrar en la ciudad ni saber con seguridad cuando marcharemos a Isbiliya.

Yaqub ibn al-Hadar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.